Locales

Los hermanos Luengo serán parte del próximo mundial de Vuelo a Vela en Francia

Sebastián y Maximiliano Luengo, ambos oriundos de América. En agosto del año próximo estarán compitiendo en Châlons en Champagne – “Más allá del deseo de tener buenos resultados, nunca pensamos en algo así. Es histórico para el club local tener pilotos que sean parte de un mundial y que nos toque juntos. Es un sueño”.

Ambos serán parte de la competencia pero en distintas categorías: Sebastián lo hará en “15 metros” y Maximiliano en “Clase Club”. En total 6 pilotos representarán a la Argentina.

“Es un esfuerzo muy grande el que hay que hacer para poder participar de esta competencia, pero es lo que nos apasiona y la satisfacción es tremenda” decía Sebastián, el mayor de los hermanos. En ese sentido apuntó: “en mi caso es el tercero al que voy, pero hacerlo con mi hermano lo hace totalmente diferente”. Por su parte, Maximiliano remarcó: “A principios de año cuando se hablaba de esta posibilidad me tomó por sorpresa. Me llegó todo junto y no lo podía creer. Tengo la gran ventaja de ir con Seba que ya sabe lo que es y me puede contar su experiencia”.

La logística del viaje – “Si te ponés a pensar en todo lo que hay que conseguir parece complejo, pero tenemos la suerte de que éste es un deporte donde todos somos amigos y eso lo hace más fácil. Lo primero es alquilar el planeador, que en mi caso voy a tratar de usar el mismo que en 2018 que es de un chico en Alemania. Después hay que alquilar un auto y conseguir hospedaje en el club o lo más cerca posible”.

Los hermanos explicaron cómo van a solventar los gastos –En otros mundiales la FAVAV brindaba dinero para inscripción y 10 remolques, que era una ayuda importante. Para el año que viene parece que eso no va estar y tenemos que ver cómo reunir el dinero”. Maximiliano habló de buscar publicidad: “Es difícil porque es un deporte que no tiene mucha visibilidad, entonces se complica retribuirle a la empresa la ayuda que te brindó, pero es algo que vamos a ver cómo hacerlo”. Sebastián expresó: “En mi caso la Municipalidad me ayudó cuando me tocó viajar. Vamos a hablar con la gente del municipio y ver si pueden colaborar, con lo que sea”.

La competencia – “Son 15 días en los que si el tiempo acompaña, se hace una prueba por día. A eso hay que sumarle la 4 jornadas previas de práctica” – “Desde que salimos de América hasta que volvemos es un mes. Todo depende de la logística que armemos pero las veces anteriores el viaje te lleva 30 días más o menos”. Los pilotos se refirieron a la camaradería que existe con sus colegas: “Por cada piloto se necesitan dos ayudantes. En nuestro caso quizás llevemos tres para los dos. Y ya tenemos a dos confirmados que son pilotos amigos nuestros con los que hemos competido y que enseguida se ofrecieron a ayudarnos”. Sebastián agregó: “En los mundiales el clima es igual al de un nacional. Se arman las carpas y podés conversar y compartir momentos con gente de todos equipos. A veces se complica por el idioma pero hay muy buena onda entre todos”.

Agradecimiento a la gente del Club de Planeadores de Rivadavia y a la familia – “En este caso somos nosotros los que tenemos la posibilidad de competir pero el logro es del club” coincidieron. A su vez destacaron la ayuda y el apoyo familiar: “Ya los tenemos cansados de tanto hablar de aviones y de estar con este tema todo el tiempo. Son un apoyo incondicional para nosotros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.