Locales

UNA REVISTA POLÍTICA LO TILDÓ A SERGIO BUIL DE «BOROCOTIZARSE»

La revista política «La Tecla» de la ciudad de La Plata, publicó en su edición número 611, un informe titulado El Borocotazo. Allí se caricaturizaron a varios dirigentes con cuerpos de «panqueques» en una clara alusión a los cambios en sus procederes. Entre ellos le apuntaron al mandatario comunal de Rivadavia.  «A los medios sciolistas les agarró la preocupación por cómo está cambiando lo voluntad electoral de la gente» retrucó Buil en un tuit cruzado con el concejal Santos del PJ que lo había «chicaneado» en las redes sociales por esta cuestión.

Mucho se habló y se seguirá hablando del acercamiento del Oficialismo local o Builismo al Macrismo. Nuestro multimedios trató este tema (puntualmente se desarrolló un análisis en el programa periodístico Magazine Café con la conducción de Nicolás Flores Duperou) y se los adelantamos allá por fines de noviembre y principios de diciembre del 2014, cuando el diputado provincial Abel Buil (hermano del intendente) en una entrevista realizada en el programa «Domingos Americanos» por FM La Torre 104.1, habló a favor de juntarse con el PRO en Rivadavia y de los beneficios que tenían los porteños con la forma de gobernar del ingeniero Macri. Hasta que en la mañana del martes 3 de febrero de este años nos llegó hasta la redacción la notificación que el partido GEN y la Agrupación Rivadavia Primero del distrito de Rivadavia estaba invitando a sus afiliados y personas identificadas con este sector político a participar de una reunión extraordinaria para debatir e informar sobre las distintas alternativas políticas a nivel local, seccional, provincial y nacional. Luego de esto se tomaron definiciones y pese a que hubo algunos cuestionamientos ideológicos, se determinó de ir con el PRO a las PASO. También sobrevuela desde hace un tiempo la posible candidatura de Sergio Buil como legislador pero ya directamente por el PRO y no por el GEN. Nuestro multimedios intentó comunicarse con el jefe comunal para consultarlo por estos temas pero no hubo respuestas.

La revista «La Tecla» que según Buil es un medio que responde al gobernador Scioli, en la bajada de su portada escribió «El doctor Borocotó fue simplemente un adelantado. En busca de un lugar conveniente, decenas de dirigentes saltan de un partido a otro como si nada fuera. Antes a la acción se la denominaba panquequeada; hoy, gracias al kirchnerismo, mutó a borocotazo».  25022015_tapon

Recordemos que a principios de este año hubo un comunicado político del oficialismo local que expresaba lo siguiente “ante la actual situación creada por quienes nos han gobernado durante décadas en la Nación y en la Provincia de Buenos Aires considerando al Estado de su propiedad con prácticas que, más allá de los personajes, repite metodologías nefastas para la sociedad y que en esta próxima elección lleva dos variantes, una oficialista encarnada por el Gobernador Scioli y una falsamente opositora como es la que encabeza el Diputado Sergio Massa”. El escrito dice también que “resulta  impostergable que los gobiernos que vengan deberían ser espacios fuertes, que generen confianza, que tengan una mayoría parlamentaria capaz de sustentar muchos cambios sobre todos en las conductas y cultura de gobernar. Esta hegemonía es muy difícil de culminar si la oposición se presenta fragmentada y no realiza el máximo de los esfuerzos para generar acuerdos básicos, sobre todo para utilizar una herramienta fundamental como son las P.A.S.O., donde se puede participar con identidad propia para que sea el voto popular quien decida. El partido Gen debe procurar y propiciar dentro de Unen la conformación de un acuerdo con el partido PRO lo suficientemente amplio, en la búsqueda de acuerdo y un programa común para confluir en las elecciones PASO. Una opción que asegure decencia, e institucionalidad. Este programa tiene que ver con herramientas que aseguren el combate contra el narcotráfico y la inseguridad; herramientas para devolverle rentabilidad y competitividad al sector productivo y que genere fuentes de trabajo genuinas atendiendo a resolver los problemas de los sectores más postergados de la sociedad, que priorice políticas de estado por sobre el populismo donde la educación sea el verdadero motor de desarrollo y movilidad social y por sobre todo que asegure el funcionamiento de la República. Los tiempos se han agotado, los debates se han dado y es momento de tomar decisiones ya. Las responsabilidades políticas así lo exigen. Desde Rivadavia reivindicamos darnos la posibilidad de generar herramientas con vocación y posibilidades de acceder al poder. Creemos que este es el camino”.