Locales

Se licitaron por 1500 millones de pesos distintas Obras Hídricas que el gobierno pretende ejecutar en la región

Rogelio Frigerio – Ministerio del Interior de la Nación – informó sobre la licitación para la ejecución de obras que comprenden desde el Canal de Mones Cazón y su derivación hacia República de Italia que comprende a los partidos bonaerenses de Bragado, Carlos Casares, Carlos Tejedor, General Viamonte, General Villegas, Lincoln, 9 de Julio y Pehuajó.

El Gobierno nacional inició días pasados el proceso de licitación para la ejecución de obras hídricas para el noroeste bonaerense por un total de 1.500 millones de pesos, con el objetivo de salvar de las inundaciones a a 300 mil hectáreas productivas. El Ministerio del Interior publicó lo que será la ejecución de las obras que van desde el Canal Mones Cazón y su derivación República de Italia – “Después de décadas en las que no se invirtió un solo peso en obras para amortiguar el impacto del cambio climático, hoy se están en marcha muchos proyectos” señaló el Ministro Frigerio, que agregó “hemos hecho muchas licitaciones y esperamos ponernos a trabajar cuando el clima nos deje porque son obras fundamentales para evitar que estas grandes lluvias afecten tanto a la producción y al trabajo de los argentinos”.

Por otro lado el Subsecretario de Recursos Hídricos – Pablo Bereciartua – destacó que ya están iniciándose las obras en el tramo IV del Río Salado y recalcó que “estas obras son fruto del trabajo conjunto con la gobernadora María Eugenia Vidal, la provincia de Buenos Aires y el comité de Cuenca del Río Quinto que priorizó estos trabajos  por su importancia”. El proyecto comprende la ampliación y remodelación de la canalización existente del Arroyo Saladillo; la construcción de un nuevo Canal Troncal de drenaje que comprende la traza entre la embocadura del canal de derivación del República de Italia – Mones Cazón hasta Laguna La Colorada y la readecuación del cauce en el trayecto entre el Canal República de Italia, donde se inicia, y el Troncal Mones Cazón, donde desemboca

Repasemos la situación de lo que sucede con el agua y cómo canalizar a futuro con las obras ya concretadas: La realidad es que gran parte del territorio de nuestra provincia ha padecido y continúa evidenciando una situación altamente comprometida en lo que respecta a las afectaciones producto de las inundaciones. El sector más crítico se halla comprendido en la Cuenca del Río Salado, destacándose la situación por la que atraviesan los partidos del noroeste. Las intensas precipitaciones de los últimos tiempos, acentuadas en el año 2000, 2001 y 2002, conjuntamente con el incremento de los niveles de las napas freáticas, ha generado volúmenes excedentes de considerable magnitud. Las obras de control y manejo de esos volúmenes excedentes, en la gran mayoría de los casos, se han visto superadas iniciándose un importante proceso de deterioro. Un ejemplo concreto de esta problemática es el Canal Jauretche – Mercante – República de Italia, que une el Complejo Lagunar Hinojo – Las Tunas con la Laguna Municipal de Bragado y que se continúa a través del Canal del Este al Río Salado. Este canal es el único medio por el cual los excedentes que ingresan por el noroeste a nuestra Provincia pueden encausarse hacia una salida al mar, a través del Río Salado. Asimismo, los desagües y las defensas de cascos urbanos tales como Pehuajó, Carlos Casares, Nueve de Julio, Bragado y otras localidades dependen fundamentalmente de su capacidad y operatividad.