Locales

Reynoso aseguró que durante su viaje a Estados Unidos estuvo en contacto permanente con su gabinete y siguió de cerca el conflicto por el agua

El intendente de Rivadavia dijo que observó a varios agentes de otros espacios «con ganas que durante mi ausencia se resuelvan las cosas de forma negativa, y eso es tener una mirada mediocre e individualista de la política. Pero noté que pasó eso en estos días». 
Habló en entrevista con el programa periodístico Magazine Café por FM La Torre y contó cómo recibió las criticas y comentarios negativos respecto de su viaje a Estados Unidos en plena crisis hídrica. Reynoso respondió a los comentarios que surgieron luego de su viaje a Estados Unidos para una capacitación con intendentes y empresarios de la región – «Nunca estuve ajeno al día a día que se vivió acá porque no estaba de vacaciones, fue un viaje de trabajo y no de placer». Al respecto, aclaró que lo que se requiere de un intendente son definiciones políticas y «nunca dejé de darlas en ningún momento del viaje». Además, expresó su conformidad con el equipo de trabajo «por lo que vienen haciendo con respecto a las obras en temas hídricos, no soy un tipo que tenga la verdad en todo sentido, por eso confío en mis funcionarios, después de ver los resultados me han dejado muy conforme con todo lo ejecutado en Rivadavia».
El intendente dejó en claro que el primero que se planteó no viajar fue él mismo – «con la cuestión del viaje hubo comparaciones hasta burdas que tienen que ver con una concepción personalista que se tiene de la política, la cual no me representa». Además aseguró que era una oportunidad para tener una concepción diferente de la política, porque está probado que «como venimos haciendo las cosas durante los últimos años, no hay resultados buenos para solucionar los problemas históricos».
Ante la consulta sobre los cambios que se han dado en Rivadavia durante su estadía en los Estados Unidos, el mandatario expresó que «el pico de agua está en la zona de El Naranjo y es lo que hoy está corriendo por el distrito, por suerte con una bajante en General Villegas». En lo político, Reynoso manifestó que hay una mayor presión social de Villegas que va más allá de la cuestión hídrica: «Manifestamos nuestra posición con respecto a la cuestión técnica porque cualquier modificación traerá daños aguas abajo escapando a la lógica, porque la subiente está en nuestro distrito y la bajante allá».
El jefe comunal brindó detalles del avance del agua durante la semana pasada.