Locales

Recuerdos: El histórico Hotel Txoco Maite cumplió 46 años y su propietario contó parte de lo vivido

Lo edificó un ingeniero de Trenque Lauquen. Originalmente fueron 16 habitaciones. En los ochenta se agrando a 35 piezas que son las que hoy posee. Está ubicado en el cruce de Dr. Banfi y Belgrano.

Los Cuatro de Córdoba, Horacio Guaraní, Pappo, Luis Landriscina, Los Ratones Paranoicos, Centenares de Viajantes Anónimos – todos se han hospedado allí durante más de cuatro décadas – Jorge «Chino» Ameijeiras, su propietario, reveló: “La hotelería era un proyecto que tenía mi padre y mi madre lo cimentó cuando falleció papá. El estilo es el de un caserío vasco antiguo donde las vacas estaban en la planta baja y generaban el calor que irradiaba hacia la parte de arriba».

Ameijeiras recibió en el propio hotel al programa “Magazine Café” de FM La Torre – «Mi mamá debe haber estado al menos un año recabando información con familiares y amigos de orígenes vascos hasta que encontró el nombre del Hotel, que significa Bienvenidos».

Los primeros años: cuando se realizó la apertura del Txoco, el único hotel que había en la ciudad cabecera era el Ruiz – “Ese hotel tenía una estructura ya de varios años y que siempre tuvo su clientela. Era otra cosa. El Txoco llegó y revolucionó todo por lo que significó para aquellos años. Mis padres creían que en esa época América necesitaba un hotel y así surgió – “Por aquellos años el tipo de huéspedes era muy diferente. La mayoría eran viajantes y personas solas, por eso es que tenemos muchas habitaciones individuales”.

Movimiento de gente que se generaba en la Confitería Txoco Maite – principalmente en los 70 y en los 80: «Esta fue la primera confitería, sacando las que tenían los clubes obviamente, por eso había mucha gente a toda hora. Probablemente muchos noviazgos y amistades comenzaron aquí. En esa época la onda era venir a tomar algo al Txoco. La juventud y no juventud lo puso rápidamente de moda”.

El bar del hotel sigue siendo lugar de múltiples reuniones en América.

La actividad actual: Ameijeiras apuntó que todo cambió, principalmente por el tipo de público – “Ahora no hay tanto viajante como antes, por lo que el cliente que tenemos es más bien turismo familiar, gente que viene a eventos, choferes de colectivos, gente que viene a casamientos”. Por otro lado se refirió a su competencia – el Hotel Magal – “La realidad es que con la cantidad de eventos que trae el municipio o las instituciones a lo largo del año, es que tenemos trabajo. Hay un movimiento interesante, y tanto aquí como el Magal trabajamos. Yo pienso que no competimos, sino que nos complementamos”.

Por último se refirió a la estructura laboral que genera su empresa – “Tenemos 5 empleados de planta permanente. En momentos de eventos – cuando el hotel se llena – contratamos dos personas más. Además tenemos un encargado para la electricidad, otro para la plomería, y demás menesteres. Y son toda esa mano de obra es de América. También tenemos concesionado el bar- restaurante”.

Hoy una noche en una habitación individual cuesta 500 pesos – “Esto incluye desayuno y derecho de cochera”.

El histórico hotel funciona desde hace más de cuarenta años en la esquina de Belgrano y Dr. Banfi de América.