Locales

POR EL ROBO DE GANADO A LA EMPRESA LOCAL LA INVESTIGACIÓN “APUNTA” A UN PEÓN

Así se desprende por lo publicado por un medio periodístico de la provincia de La Pampa. Un empleado de la firma Sucesores de Germán Álvarez SA habría sido notificado. De cualquier manera, y teniendo en cuenta la envergadura del hecho, habría más personas implicadas. La policía pampeana investiga. La denuncia la había radicado el ingeniero agrónomo Marcelo Brambilla de América (quien trabaja para la empresa local). 
Un empleado de la firma Sucesores Germán Álvarez S.A. de América denunció el pasado lunes el faltante de 122 terneros de un campo, ubicado a 10 kilómetros del suroeste de Caleufú. Por el hecho, la Fiscalía de General Pico que atiende la causa notificó a un peón (cuya responsabilidad era el conteo de los animales). El perjuicio económico rondaría los 240 mil pesos, según las estimaciones a la fecha. La denuncia fue realizada por el ingeniero Marcelo Brambilla, administrador de la firma agroganadera, quien luego de un encierro de los animales detectó el faltante. “Son 122 terneros, de aproximadamente tres meses de edad y habrían faltado cuarenta días atrás. Se descubrió en estos días porque hicieron un encierro y observaron que faltaba esa cantidad de animales”, relataron fuentes policiales. El campo donde estaba la hacienda son unas 1.800 hectáreas, con la mitad de monte y cuenta con vacas de crías y zonas de agricultura. Fuentes de la investigación le explicaron a los colegas del diario Textual que este martes se notificó a un peón de la firma como responsable del faltante y se investiga si tuvo alguna participación en la sustracción de los terneros. Desde la firma estiman la pérdida económica en 240 mil pesos. Interviene en la investigación la fiscal Ana Laura Ruffini y personal de la Unidad Regional II, en conjunto con la departamental de Caleufú.      campo-robo-pico-1Personal policial de la localidad de Caleufù y de la División Abigeato investiga por estas horas desaparición de 122 terneros del establecimiento rural “El Recado”, ubicado en la zona de Caleufú. El hecho fue denunciado esta semana por el administrador de la firma Sucesores de Germán Álvarez S.A. El encargado del establecimiento rural “El Recado”, ubicado a 10 km al suroeste de la localidad de Caleufú, denunció el robo el pasado lunes en sede policial. Señaló que advirtió el importante faltante de cabezas de ganado tras realizar un recuento de rutina. La denuncia detalla que en un lote con vacas con garantía de preñes del 100% se encontraron las vacas paridas en un 80%, pero en la misma zona se detectó solo la mitad de la producción. El examen veterinario certificó que las vacas parieron, pero los terneros no se encuentran en el lugar. Uno de los datos que llamó la atención de los investigadores fue que en el campo no se encontraron candados rotos, ni señales de violencia ejercida por supuestos intrusos para sacar la hacienda del lugar. De acuerdo a información brindada por la firma denunciante los animales sustraídos, que no estaban marcados, pesaban alrededor de 70 kilos y calculan que, con el tiempo transcurrido, hoy deberían pesar alrededor de 110 kilos. Según la información recabada por el personal policial se estima que hecho se habría producido hace un mes y medio, luego de la parición de los meses de agosto y setiembre, aunque la desaparición de los terneros recién fue advertida luego de las pariciones de octubre. Trabajan en la investigación el suboficial principal Fernández, encargado accidental de la comisaria de Caleufú, quien es supervisado por personal de la Sub Comisaria de la Maruja, a cargo del subcomisario Padilla. El comisario mayor José Morales, jefe de la URII, ordenó que se sume a la investigación gente de Abigeato y personal de la Brigada de Investigaciones de General Pico, quienes están recabando información de otras localidades fuera de la provincia. No se descarta que en las próximas horas la División Criminalística viaje al campo “El Recado” para realizar estudios en la zona.