Locales

Los medios nacionales se hicieron eco del casamiento de Lía Salvo

La revista Hola y el multimedios La Nación publicaron detalles de la ceremonia realizada en la parroquia San Bernardo de América y de la mega fiesta celebrada en el Namuncurá Polo Golf Club. Hubo 400 invitados y muchos famosos. Hubo gente que llegaron desde el exterior.

Ocho años después de aquel encuentro orquestado por amigos en común que los volvió inseparables, Lía Salvo (31), la mejor polista argentina (tiene 9 de handicap femenino y es, además, una de las tres mejores del mundo), y Juan Manuel Rojas (30, abogado de Trenque Lauquen, trabaja en la Defensoría General de la Nación) se casaron en América, el pueblo donde nació ella, ubicado a 500 kilómetros de Buenos Aires – remarcaba HOLA, la revista del mundo de espectáculo.

El sábado 9, de la mano de su padre, Héctor, y ante la emocionada mirada de su mamá, María Alejandra Ratto, la novia impactó camino al altar de San Bernardo – la misma iglesia donde se casaron sus padres y donde ella recibió el bautismo, la primera comunión y la confirmación -, con un traje de BHLDN que compró en Estados Unidos.

 

Amigas polistas que llegaron de distintos países. Con ellas (de negro) la  la Marquesa De Milford Haven, quien arribó del Reino Unido.

El padre Marcelo Achával, del Movimiento Cristiano del Polo, ofició la ceremonia, que terminó cerca de las 19.45. Desde allí, a bordo de una camioneta Mercedes-Benz clásica, los novios y los cuatrocientos invitados – entre los que estaban desde el Polista Horacio Heguy hasta la Marquesa De Milford Haven – partieron al Namuncurá Polo Club, donde Lía, que en 2016 marcó un hito por ser la primera mujer en disputar (y ganar) el Abierto del Jockey Club de la mano de Adolfo Cambiaso, dio sus primeros pasos deportivos.

“La fiesta fue muy divertida, casi toda al aire libre. Bailamos hasta las siete de la mañana sin parar”, le dijo a ¡Hola! desde Tailandia, donde está jugando la Pink Polo Cup para el equipo La Familia.

La decoración – Hubo carpas, fanales, velas, guirnaldas de luces en los árboles y flores; todo estuvo a cargo de las hermanas Ricci, que supieron interpretar el espíritu romántico y descontracturado de los novios. El catering – Fue pensado para comer parados (salvo los más grandes, que tenían mesas en las carpas) o en mesas comunitarias: hubo estaciones de pescados, carnes, empanadas hechas en el momento y cazuelas. Uno de los momentos de la noche fue el show de “Los Leyenda Valdés”, una banda de covers cuyos integrantes juegan al rugby en el Liceo Naval con su flamante marido.

Detalles: las mesas fueron ambientadas por las hermanas Ricci. El catering fue de Te Cocino, y se acompañó con vinos de Escorihuela Gascón, bodega de la que Lía es embajadora.
Un grupo de íntimas amigas de la novia, todas polistas, llegaron desde distintas partes del mundo: en la foto que se ve en el informe – en el centro, de negro, se ve a Clare Mountbatten, marquesa de Milford Haven – que viajó desde el Reino Unido.
La luna de miel: Maldivas. Y ahora gira polera por Europa.

Fotos: Pablo Martinez Olivares y JM Maistrello.

Aquí con el polista Horacio Heguy.