Regionales

En Trenque Lauquen hubo una importante manifestación en pedido de justicia por los casos de abusos de menores

Algo empezó a cambiar hoy en Trenque Lauquen. Una multitud se concentró en la Plaza San Martín pidió justicia y recorrió oficinas del Poder Judicial para hacer oír su voz. Entregaron petitorios, pegaron afiches con rostros de abusadores y golpearon puertas. Hicieron visible, con mucho ruido, un hecho aberrante que ocurre en nuestro pueblo: la cantidad de casos de abusos a menores de edad.

La contundencia del reclamo irrumpió con fuerza y marcará indudablemente un antes y después de este día en esta materia. En el reclamo no se salvó nadie, apuntaron a un sistema estatal que no da respuestas, con la Justicia en el foco de la tormenta pero con otras patas que no quieren sean convidados de piedra: la Municipalidad y su oficina de género, y el Servicio Local de Derechos del Niño.

Con palabras claras y sin medias tintas, Lorena Campelo describió el calvario por el que pasan las víctimas, que caminan las mismas calles que sus victimarios porque nunca reciben condenas o son irrisorias y excarcelables. La vecina fue la única oradora del acto, habló a corazón abierto, con palabras desgarradas, con sentimientos que sólo a los que les toca atravesar por estos hechos tan repugnantes y repudiables pueden conocer, pero fue tan directa que nadie, pero nadie desde hoy puede quedarse ajeno a esto. El pedido de justicia es de toda la comunidad.

“Estamos marcando un antes y un después de hoy. Por los niños y niñas que no los escucharon o por lo que no pueden hablar. Estamos aquí con nuestras historias, nuestros reclamos y nuestro pedido de justicia” dijo.
“Queremos que el proceso judicial avance por derecho y no porque la familia lo pide, pedimos acompañamiento y que se nos informe sobre el proceso y no sentir que estamos pidiendo favores. Nos preguntamos todos por qué hay tantas causas, por qué hay que esperar tanto tiempo para las fechas de los juicios, porque en el proceso está puesta la mirada en la víctima y no en el victimario”.

“Estamos esperando un cambio que es urgente y debe darse ya. Hay ineficiencia e ineptitud en el sistema estatal, hay condenas irrespetuosas con estos delitos, penas excarcelables. Las leyes son de 1980 y necesitan ser actualizadas. El funcionamiento del sistema no debe excusarse en las leyes porque se han naturalizado prácticas lentas e ineficientes, no sólo las leyes sino el sistema es cómplice y perpetúan los abusos sexuales se puede seguir vulnerando la inocencia de las infancias porque las consecuencias son leves o inexistentes, ese es el mensaje”, fustigó.

“Siguen caminando por la calle porque no hay registro con base de datos sobre los violadores. Hoy decimos basta, no negociamos con los abusadores, tenemos una postura y estamos inmersos en un sistema que debe cambiar de manera urgente. Qué se puede hacer para cambiar esto, qué grado de participación tienen los funcionarios y las instituciones para cambiar esto”.

“Hoy venimos a irrumpir con nuestro grito que surge del dolor, del amor y un desesperado pedido de justicia. Este es un reclamo colectivo y un pedido de respuesta urgente, queremos que algún representante de las instituciones nos explique que van a hacer para que el sistema que hoy no da respuesta empiece a estar a la altura”.

“Fiscalía, defensoría del menor, juzgado de familia, de menores, servicio local de derechos de niños y niñas, oficina municipal de género y familia, asesoría de menores entre otros porque no sabemos dónde golpear las puertas, en todo este tiempo deberían ser ellos los que tendrían que haberse acercado”.

“No queremos más que la excusa sea la pandemia. Basta de mirar para el otro lado, vinimos a visibilizar a la pandemia que mata a nuestra infancia, invitamos a construir una nueva sociedad para hacer cambios desde adentro. Nos mueve la fuerza arrolladora del amor, la esperanza y la justicia”.

Fuente:OesteBA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.