Locales

El Gobierno acordó con Prunder Cereales que deje de operar la secadora y se traslade definitivamente

El viernes 11 de octubre las autoridades junto a representantes de la firma rubricaron el acuerdo. La secadora de granos dejará de funcionar a partir del 1 de noviembre. Se trata de un histórico reclamo vecinal del barrio posvías de América. 

Tras el anuncio también se supo que Prunder emigrará al predio que ocupa la firma Glencore sobre Ruta Nacional 33.

Desde el Gobierno explicaron que la firma tendrá un plazo de gracia para operar en su sede a la vera de las vías del ferrocarril pero sólo para almacenaje y carga. Será hasta que pueda terminar las obras en el nuevo inmueble y reacomodar toda la operatoria. El convenio entrará en vigencia una vez tratado y aprobado por el  Concejo Deliberante, cuestión que sucederá esta semana. Desde la gestión que encabeza Javier Reynoso aclararon que «fue una negociación encarada por sus propietarios que nos permite avanzar en la reubicación de empresas que se encuentran dentro den ejido urbano». 

Reclamo vecinal de hace años – Para la gente que habita ese lugar esta es una noticia muy importante. Si bien desde la firma cuentan con diferentes controles que aseguran que no hay ningún tipo de peligro de contaminación, el funcionamiento de la planta generaba malestar por el polvillo y más el ruido ocasionado. Así que como parte del acuerdo el 1 de noviembre se apaga la secadora de granos en forma definitiva – si bien esta maquinaria no produce contaminación tóxica – las especulaciones quedarán concluidas en un par de días más con la salida de funcionamiento.

En un futuro no muy lejano Prunder se ubicará completamente en el predio que tenía Glencore sobre la Ruta Nacional 33 entre los dos accesos a la ciudad de América. La firma ya compró las instalaciones de la multinacional. Lo que sí se seguirá operando en el posvías, al menos por este año, es el almacenaje y la carga.  Ahora la logística más el uso de productos fitosanitarios se traslada a la vera de la 33.