Locales

El Diputado Buil dijo que la Ley sobre el cannabis medicinal es solamente para profundizar la investigación y recalcó que no existen productores autorizados a entregar aceite a terceros

El ex mandatario comunal explicó que lo que marca hoy las reglamentaciones es un enorme avance para un tema que “sin duda puede mejorar la calidad de vida de muchos pacientes”. Pero remarcó que la realidad es que “hoy está en un proceso donde se deben investigar los alcances y los beneficios del producto”.

“Hay un registro de personas autorizadas a tener su autocultivo. Pero esto no implica que estén autorizados a producir y proveer aceite a terceros. Es un permiso para tener una cantidad limitada de cannabis debido a sus problemas de salud”.

El legislador nativo de América brindó su opinión sobre la situación que tomó estado público en los últimos días y que hasta tuvo una marcha pidiendo por la libertad de Jorge Garcilaso. En la misma también hubo acusaciones y cuestionamientos al intendente Javier Reynoso“La aprobación de la Ley fue un momento muy importante que permite que podamos seguir avanzando en la investigación necesaria para poder reglamentar el uso de este producto” remarcaba Buil en diálogo con el periodístico Magazine Café. En ese sentido el ex intendente de Rivadavia apuntó: “Ese proceso lleva un tiempo y hoy no tenemos productores autorizados a generar el aceite y distribuirlo en el país”.

Cómo hacen las personas que necesiten de estos aceites para conseguirlo“El médico es quien lo debe recetar. Sé que resulta aún un proceso engorroso, pero se sigue trabajado en esto y hoy es mucho más ágil. De a poco vamos a seguir avanzando”. En ese sentido se explayó sobre los objetivos que tiene la Ley sancionada meses atrás: “Ya instaló el debate y ahora podremos avanzar en el proceso investigativo. El fin es determinar los beneficios y en qué casos los médicos podrán recetarlo. La etapa final será las producciones locales para que se permita el abastecimiento necesario y que las personas puedan conseguirlo en las farmacias con normalidad”.

Situaciones donde se autoriza a algunas personas a tener las plantas de cannabis como autocultivadores – “Se trata en parte en un registro de personas a las que se las autoriza a tener una cantidad limitada de plantas para que ellos mismos puedan generar su propio aceite. Pero de ninguna manera están autorizados a proporcionarlas a terceros ni tampoco a comercializarlas. El permiso que se les otorga a esas personas les brinda la posibilidad de tener las plantas sin persecución judicial o policial”.