Regionales

CONFLICTO ENTRE CAMIONEROS PAMPEANOS Y CARGILL

Como alguna vez ocurrió aquí en Rivadavia, la tarifa es el motivo de la cuestión. Aquí compartimos el informe publicado por los colegas del diario La Reforma de General Pico.

A punto de cumplirse una semana del conflicto desatado entre los responsables de la planta elevadora de granos de la empresa multinacional Cargill y los camioneros enrolados en la CATRAP, la solución parece alejarse cada día más habida cuenta del mantenimiento de las posiciones entre ambos sectores. El porcentaje en el reparto de la carga continúa siendo el nudo gordiano de la cuestión y ayer, como para reforzar la posición de los trabajadores locales, llegaron integrantes de la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC), en adhesión a la medida tomada por los camioneros piquenses.

Juan Artigas, referente de la CATRAP, insistió ayer ante los cronistas presentes que lo llamativo de la situación es que la planta piquense es la única en el país con este tipo de problemas y atribuyó el desencuentro, a la tozudez de los administrativos locales de la cerealera por no avenirse al diálogo. “Las cosas siguen igual, nada ha cambiado, la única novedad es la llegada de los compañeros de la CATAC a la cual estamos adheridos”, dijo Artigas mientras, al frente de la planta, unos 50 camioneros mantenían la vigilia en espera de la solución y la posibilidad de retomar la actividad de la cual dependen decenas de familias.

“Estamos esperando dialogar, el sábado último estuvimos hablando con la gente de Cargill pero no pudimos avanzar en nada y si esto continúa de esta manera haremos bajar a la gente de Buenos Aires. (Julio) Melo y (Marcos) Heim están haciendo están haciendo caso omiso a esta protesta, demuestran una soberbia llamativa y no se detienen a pensar que detrás de cada conductor de camión hay una familia que espera por su sustento, hay casi 100 familias esperando por una resolución”, agregó. Mientras los camiones se agolpan en los portones y mientras se el humo de las cubiertas encendidas, Cargill no tiene problemas en sacar producción pampeana a través del ferrocarril.

“Ayer (por el miércoles) cargaron un operativo en Trilí, siguen operando normalmente, pero también sabemos que tienen pedidos de campos cercanos para traer cereal, pero los colegas son solidarios y no salieron a buscar esa carga por lo que ahora el 100 por ciento de la carga está saliendo vía ferrocarril”, expuso el dirigente. Los dirigentes no entienden la pasividad con que Cargill, se ha tomado este conflicto y acusan que desde la empresa “se comunican con todo el mundo, menos con nosotros, que estamos en la puerta desde hace casi una semana”.

-Ellos dicen que cada planta tiene autonomía en cuanto a la decisión de derivar las cargas, ¿ustedes confirman esa postura?

-Lo que tenían arreglado era todo de palabra, y con tres transportes exclusivos, pero nunca se avinieron a arreglar esa proporcionalidad con la Cámara. El año pasado fue una burla, nos dieron 100 viajes en toda la campaña de baja, entonces nos parece que eso se tiene que terminar, a él (por Melo) le sumará puntos esto de abaratar costos

-¿Cree que hubo un error de la gestión anterior de aceptar ese acuerdo no escrito?

-Si hay algo escrito y las proporciones son las que Cargill dice es un error, pero estamos seguros que ese acuerdo no está documentado y por eso venimos a reclamar es más, no nos vamos a ir hasta no tener firmado delante de un escribano el nuevo compromiso.

-¿Cuánto hace que están parados, sin viajar?

-Hay algunos compañeros que hace 40 días que no salen, alguno pudo haber “ligado” algo. Ahora bien, la nueva cosecha está cerca y van a precisar de nuestros servicios porque el tren no le va a traer la carga de los campos.

-¿Se pensó en algún momento interrumpir el paso de los equipos ferroviarios?

-No, porque estaríamos afectando a otros trabajadores, en este caso los maquinistas.

Recursos

A Artigas, también le llama la atención que ninguna autoridad del municipio se haya interesado en el tema, en especial porque el conflicto también genera un perjuicio a las arcas del estado municipal, por el no ingreso de dinero en concepto de emisión de guías de traslado de cereal. “Están perdiendo mucha plata, un camión para llevar 28 toneladas paga 180 pesos una guía de cereal y en el tren es muchísimo menos, es plata que no está quedando en el pueblo”, dijo al respecto.

Siguen hasta el lunes

43422-A

Anoche una asamblea de trabajadores decidió continuar la medida de fuerza hasta el próximo lunes. La decisión se tomó luego que el titular de la CATRAP, Juan Artigas, entablara un contacto telefónico con el responsable de la planta, Julio Melo, quien en principio pidió que se levante la medida de fuerza cuestión que fue rechazada de plano por los camioneros.

En esa instancia se produjo un nuevo intercambio entre las partes, que culminó cuando Melo adujo imposibilidad de seguir negociando en esos términos dejando abierta la posibilidad de que el próximo lunes, con la presencia de un superior jerárquico, se puedan canalizar nuevamente las conversaciones.

“Dice que no puede decidir por su cuenta, pero sí pudo decidir pedirnos que levantáramos la medida, es extraño eso”, analizaron ayer los trabajadores. Estos, por su parte, definieron cursar una invitación a Ramón Jalic, presidente de la CATAC, para que el lunes 15 encabece la representación de los camioneros al momento de sentarse a negociar con los máximos referentes de Cargill.