Locales

BUIL INAUGURÓ EL TOMÓGRAFO EN EL HOSPITAL CON UN CRÍTICO DISCURSO

La compra del tomógrafo tuvo una inversión de casi 2 millones de pesos. Y ya está en funcionamiento en el nuevo sector construido especialmente debido a los distintos requerimientos que se necesitaban. El intendente Buil tuvo un mensaje crítico hacia gobiernos anteriores y hacia el arco opositor por ciertas pronunciaciones públicas con respecto a la salud. También destacó que “se hizo mucho mediante su administración en esta materia”.

Este viernes se llevó a cabo la inauguración del sector de Tomografía y Mamografía del Hospital municipal de Rivadavia, convirtiendo al establecimiento en un Hospital con diagnósticos de imágenes de primera generación en la región con la capacidad de poder realizar estudios de alta complejidad. Recordemos que toda esta aparatología fue adquirida por el gobierno municipal ya que algunos vecinos por el año 2012 lo habían presentado como una de las propuestas del Presupuesto Participativo. Pero en esa oportunidad los votos del pueblo no tuvieron el peso específico y el hecho no se concretó.

Buil en su relato recordó que cuando aún gobernaba la dictadura militar, en la revista GENTE de tirada nacional había salido un informe de que no se trataba de un Hotel 5 estrellas, sino del Hospital de Rivadavia. Y desde ahí marcó su primera crítica, “lamentablemente cuando volvimos a la democracia comenzaron las falencias en materia de salud. No hubo inversión ni en lo edilicio ni en lo tecnológico. Mis antecesores no tuvieron una determinación sobre políticas públicas para la salud de Rivadavia» remarcaba el intendente.

“Nosotros en 16 años hicimos mucho de lo que deberían haber hecho antes. Cuando ingresamos nos encontramos con falencias importantísimas en el Hospital y en los Centros de Salud de los pueblos. En ésa época las ambulancias no llegaban a las derivaciones, faltaban insumos, no había sábanas, no había alimentos para los internados. Y me duele que algunos de los que han sido parte de esto, aún hablan y plantean una posición negativa que no ayuda en nada”.

“Desde que asumimos, nunca, ni en época de crisis fuertes, nos faltaron medicamentos o insumos. Nosotros apostamos a la salud. Y allá por el año 2012 mediante el Presupuesto Participativo, dos vecinas llegaron con el proyecto del tomógrafo. En principio pesé que desde el punto de vista estadístico era imposible, ya que no llegan a tres las derivaciones de personas por semana para hacerse una Tomografía. Pero ahora que lo tenemos, seguro que se multiplicará ya que tenemos el servicio acá, y está muy bien que así sea. Por eso destaco la insistencia de estas mujeres, de esta forma, con un pueblo comprometido como tenemos, se logran las cosas”.  TOMO